Redes sociales







sábado, 20 de marzo de 2010

Depressive


Pienso en la muerte constantemente. Pero no por mí, si no por él.
Todo los días pienso, que cada vez está mas mayor. Que ya tiene 74 años, y que no podrá aguantar mucho mas.
Camina lentamente, y con desgana. Y por culpa de haber sido fumador toda su vida, ahora le cuesta respirar.
Y pienso en que no me gustaría estar en el día de tu muerte.
Que no quiero ver como se va yendo poco a poco.
Que esa imagen otra vez no la podría aguantar.
Y es que me hace pensar. Y sigo pensando y se que
si tu te mueres yo me voy contigo.

Pero no es solo esa imagen la que me viene a la cabeza.
También me viene la de ese domingo.
Tus labios separados, tu pelo largo y tus ojos abiertos intentando darme un beso.
Y yo, no hago otra cosa que reírme y separarme.
Pero es por miedo. Miedo por ella. Por mi segunda persona.

3 comentarios:

Nora dijo...

No más comentarios de esos. Ya verás como todo se arregla.

Muak!

Bette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Butterflied dijo...

Como dice Bette, es el ciclo de la vida. Unos tienen que irse para que otros nuevos puedan llegar. Todos tenemos nuestro propio tiempo, que se acaba, nuestra función en el mundo, nuestras cosas. Y cuando ya ha llegado el momento oportuno, todo eso se acaba. Pero el resto del mundo sigue hacia delante, sigue girando y cuando menos te lo esperes, estarás de nuevo con ti vida (casi) como si nada.
Ahora queda aprovechar todo lo que se pueda y guardar más y más buenos recuerdos de esa persona que se va apagando, para que todo lo que quede sea lo mejor.

Un abrazo fuerte.