Redes sociales







sábado, 29 de mayo de 2010

Intentar


Después de muchas conversaciones con Rafa lo intenté.
Intenté acercarme a mi abuela, intenté contarle todo. Pero no pude.
Me da miedo, que al contarle todo lo que recuerdo me mire con otros ojos, que piense que estoy loca, que no todo los días soy feliz. Y me sierro. Pero en un cierto sentido, lo hago por que sus actuaciones me molesta. Me molesta que no aya estado cuando mas lo necesitaba. Que cuando lloraba, se enfadara conmigo en vez de darme un abrazo. Que no me diera cariño de pequeña.
Y ahora se acerca, y Rafa me dice que no sea rencorosa y que la acepte ahora. Pero no puedo, y ahora estoy alejada, y eso me complica. Y me hago daño a mi misma.
Pienso que, si se lo contara todo, podría acercarme a ella. Pero no me salen las palabras. Rafa dice que lo diga poco a poco y cuando a mí me salga, no cuando yo quiera. Rafa sabe mas cosas que nadie sabe. De todo lo que pasé, todos saben la mitad. Rafa es la única persona que lo sabe todo, con detalles. Me cuesta hablar, me cuesta muchísimo hablar, y Rafa lo sabe. Le escribí una hoja entera contándole lo que sentía y la leyó. Me dio su impresión y me describió.
Que me da miedo hablar, que me da miedo ser feliz y que mi cabeza es un tiovivo. El miércoles mi abuela irá al instituto para que con ayuda de la profesora Carmen le pueda decir todo lo que llevo dentro que me hace daño. Pero igual no. Igual llego a clase el lunes y le digo a la maestra que gracias por su ayuda pero que lo hago yo sola, como debe de ser. Yo y ella, sin nadie.
No se, a veces necesito a alguien que me diga lo que tengo que hacer.
Acepto propuestas.
Sheri

1 comentario:

Dahlia dijo...

Guapa, nunca necesitarás a nadie que te diga que hacer.
Acepta consejos, pero nunca "órdenes".
Nadie mejor que tú entenderá tu situación y sabrá que hacer. Da igual que no sea la mejor elección, es la tuya, y sólo por eso, es la adecuada.
Se ve que Rafa es un gran apoyo para tí, pero recuerda que la última palabra siempre la tienes que tener tú.
Un abrazo!