Redes sociales







domingo, 4 de julio de 2010

Cuando menos te lo esperas....


Cuando menos te lo esperas, tus sueños se cumplen.
Mi viaje a la Alameda para ver coches de gasolina con personas que debido a la comedura de cabeza que me originaron dije que me caían mal, acabó en un viaje muy satisfactorio. Ellos, sin quererlo, acabaron, cumpliendo uno de mis sueños.
Sueño número 8: Pasear por el centro, sin prisas, sin rumbo, donde nos lleve el “arma”.
Desde la alameda a la campana, de la campana a amor de dios, de amor de dios al duque...
Dos horas andando, de allí a aquí, sin rumbo.
Y mereció la pena. Mereció la pena llevar 50 euros y no gastarlos.

Cuando menos te lo esperas, las personas se involucran en tus sueños.
Cuando está Jose Antonio, siempre se acaba hablando del Sacha (Discoteca Gay, mas importante de Sevilla). Incluso, asta llegar a ser pesao.
Sin yo quererlo, me prometió llevarme al Sacha al cumplir los 18. Fue un: “Coño, que cuando tú cumplas los 18 yo te llevo al Sacha. Ya verás que tías ya”.
Parece un poco gracioso, divertido, interesante, como se quiera llamar, que siendo él hetero, y muy macho (como él dice) no hay semana que no valla al Sacha.

2 comentarios:

Nora dijo...

Coge más sueños, nena, no te quedes corta.

Muak!

TRENDYROCK dijo...

ya puedes tachar otro sueño entonces de tu lista :)