Redes sociales







domingo, 11 de julio de 2010

Hoy no es mi día


Definitivamente hoy no es mi día.
Todo empezó en la madrugada del sábado, cuando caminé asta llegar al pasillo. Cuando me decidí a seguir adelante para ir al piso de al lado, pero me paré en seco y decidí ir a la cocina pues llevaba un vaso en la mano, giré bruscamente y me dí un golpe con una chimenea eléctrica que estaba en mitad del pasillo. Mi reacción fue cagarme en tos' sus muertos. Y para colmo, antes de eso, la uña del dedo indice se me rompió un cacho por el pico, produciéndome sangre e hinchazón en la carne.
Me acosté nada más darme el golpe, y me costó dormirme pues me puse a pensar.
“¿Y sí lo tengo roto? No si eso lo se yo que está roto. ¡No! Seguro que está lastimado. Pero, ¿Cómo voy yo de vacaciones al hotel con un yeso y aguantando 3 horas y media de viaje en coche? Bueno, ya se curará”
Y me dormí. Por la mañana, cuando me levanté lo primero que hice fue mirarme el dedo. Estaba y está hinchado y morado. Mientras desayunaba, los calambres del brazo izquierdo me a vuelto. Los dolores de ovarios ya a empezado. Y hace tanto calor, que solo me apetece estar en la cama.
Cuando fui al mercadillo y caminé todo el recorrido. El dolor se fue desvaneciendo. No me duele cuando ando, pero si cuando lo toco aunque sea un pequeño roce. Y lo mas gracioso es que no lo puedo mover lo intento pero no se mueve. Creo que voy a utilizar la técnica de Uma Thurman en Kill Bill. Mi pronostico es dejarlo, que se cure solo, aunque queden secuelas. No iré al médico, y no me lo tocaré a no ser que sea lo preciso.

1 comentario:

Nora dijo...

El mío tampoco... mi novio me ha dejado tirada otra vez más.
Desde luego, ha sido la última.