Redes sociales







lunes, 3 de enero de 2011

Oculista


Estoy triste. Me he llevado cerca de dos horas en el oculista.
He ido a revisión, todo perfecto. Mañana por la tarde tengo gafas nuevas, pero, mi abuelo también fue.
Se llevaba quejando desde hace bastante tiempo sobre que las letras no las veía. Y cuando salía los rótulos en la tele, los veía borroso.
Aprovechando que me tenía que hacer unas gafas por que las otras me estaban pequeñas, mi abuelo fue a que le miraran la vista.
Le pusieron la graduación mas grande que existe. La lupa mas grande. Y nada.
Atta, la oculista nos dijo a mi tía y a mi que está ciego, que su visión es de un 30%, que lo ve todo borroso.
Cuando nos dijo eso, sentí como si me estuvieran pellizcando. Sientes esa angustia de decir mira lo que pasa, pero no se puede hacer nada. YA. Así quedó.
De todas formas, mi tía le va a pedir cita al oftalmólogo para que le miren la lentilla que ponen cuando te operan de cataratas a ver si con suerte está sucia, y al limpiarla puede ver algo mas claro.
...La esperanza es lo último que se pierde...

1 comentario:

Dahlia dijo...

Lo siento mucho pequeña, me imagino que debe ser duro.
Pero bueno, yo siempre que pienso en algo que le duele a mi abuela, o que ha empeorado en algo en su salud, también pienso que hay otros casos mucho más graves, otros que nisiquiera puedes disfrutar ya de sus abuelos (de hecho el mío murió hace mucho, y mi abuela está lejos y no la veo hace unos 7 años). Tal vez no sea un buen consuelo pero a mí me ayuda a veces.
No estes triste, dale animos y fuerzas!
Un abrazo.